Conoces el dicho? SOMOS LO QUE COMEMOS!

Nuestro cuerpo es una maquina maravillosa. Nos sorprende darnos cuenta de lo perfecto que es nuestro organismo.
Cuando el organismo (falla) muchas veces pueder ser por la genetica pero el prcentaje mayor de fallas osea enfermedades es gracias a nuestro estilo de vida.
Somo lo que comemos. ¿CONOCEN ESTA FRASE? Supongo que si.!

jueves, 6 de enero de 2011

Se siente bien un rico masaje

Masajes para sentirnos mejor

Los masajes además de ser muy buenos para nuestro cuerpo, nos cambian el ánimo, nos alegran, nos hacen sentir mejor en una palabra liberados.
Sabiendo presionar con nuestros dedos y palmas ciertos puntos, podemos disolver el dolor y las tensiones.
Es una experiencia muy relajante y además terapéutica.
Mientras nos hacen masajes relajamos nuestra mente y cuerpo.

En esta nota lo que deseo es que ustedes aprendan algunos masajes que pueden realizar en su casa a sus familiares y amigos.
El masaje es un arte milenario que ayuda a la relajación, al bienestar y también  a la salud.

Con los masajes ustedes pueden obtener múltiples beneficios., como por ejemplo: relajan los músculos, activan la circulación sanguínea, relajan los nervios, son buenos para la digestión, producen descanso psicosomático, nos ayudan a eliminar toxinas, aumentan los glóbulos tanto rojos como blancos, en síntesis ayudan a mantener nuestro estado de salud.
Puede haber casos en los que los masajes estén especialmente recomendados por el especialista como por ejemplo en casos de celulitis ya que ayuda a contrarrestarla, y casos de artritis o parálisis muscular.
También son recomendados  para dislocaciones, calambres, problemas nerviosos (del sistema nervioso), anemia, especialmente recomendado para el estrés en estos tiempos locos donde la mayoría de la gente esta con estrés es muy recomendado un buen masaje para liberar tensiones y aumentar la energía. Además son recomendados en casos de fobias y problemas psicológicos.

Queda muy claro que los masajes son muy buenos para cualquier dolencia o problema de la psiquis.

Ahora que ya sabemos para que son buenos los masajes aprendamos como hacerlos.
Para comenzar una sesión de masajes lo primero será buscar un buen lugar, requiere que sea un lugar tranquilo, sin ningún tipo de ruidos, debe ser higiénico y tiene que haber una temperatura agradable.
En este lugar ideal que hemos acondicionado para iniciar la sesión debemos de colocar una camilla o una cama para que la persona a la que le vamos a realizar el masaje se encuentre cómodo/a.
Antes de comenzar debemos de aplicar calor en caso de que existan dolores musculares.
Debemos de desnudar solo la parte que será masajeada, el resto del cuerpo lo cubrimos con una sabana, así impedimos que la temperatura corporal baje.

Algo importante es que debes de tener las manos limpias y las uñas bien cortas. Tiene que ver con la higiene que debes mantener como te decía antes.
Si tienes la posibilidad es muy recomendable que pongas música clásica o una música como enya que es muy relajante. Esto ayudara mucho al paciente.
Para hacer masajes tienes que usar cremas, aceites o polvos adecuados.
Cuando estés realizando el masaje pregúntale a tu paciente como se siente o si el masaje le esta provocando alguna molestia. Ten presente que debes hacer esto por lo menos cada diez o quince minutos.
Una sesión de masajes dura ente cuarenta y cinco minutos a una hora si es masaje completo, todo el cuerpo y si es un masaje local ten en cuenta que dura unos quince minutos o veinte.

Ya sabemos para que sirven los masajes y tememos el lugar adecuado para realizarlos, las cremas o aceites que debemos de usar ahora les voy a enseñar algunos de los movimientos a realizar para hacer los masajes.

Petrizaje: amasamiento suave para estimular el sistema nervioso y circulatorio. Tus manos deben de tomar con la punta de los dedos gran cantidad de piel de tu paciente.
Efluraje: se realiza al comenzar el masaje.
Movimiento circular en los hombros, con los músculos trapecio, luego se baja por la columna con ambas manos juntando las puntas de los dedos.
Tenemos que apoyar toda la mano a cada lado de la espalda y ejercemos una presión muy suave y constante en la espalda.
Al inicio de los glúteos se giran las manos, deben de quedar tus dedos juntos y luego subes hasta los hombros.
Vibración: vibraciones cortas en dirección al corazón con la punta de los dedos.
Fricción: roce fuerte acompañado de presión. Se realiza fricción longitudinal, circular y contraria.
Se realiza desde un lado con las palmas de las manos, se deben de mover en dirección contraria una de la otra y también se hace en forma circular sobre la espalda.
Percusión: son golpes rítmicos y muy suaves.
El estimulo nervioso es casi imperceptible con la punta de los dedos sobre el sitio masajeado, con el fin de volver a tonificar el sistema nervioso luego de haberlo estimulado.

Ahora ya conoces los movimientos básicos para comenzar tu masaje.
Búscate un paciente y comienza a practicar. Esto es solo para que practiques con tu familia o amigos no sirve para que lo tomes como trabajo para eso debes hacer el curso correspondiente.

Comezemos dando un buen masaje en los brazos:
Con una mano sostienes el brazo de tu paciente y con la otra masajea fuerte hacia abajo y hacia arriba más suave.
Con el dedo pulgar masajeas la parte superior e inferior de la mano. Que lindo se siente ahora sigue masajeando cada uno de los dedos. Coloca tus dedos dentro de los dedos de tu paciente y mueves su mano son movimientos circulares muy suaves.
Se masajean antebrazo, bíceps, tríceps y deltoides.
Percusión con los dedos en manos y brazos.

Ahora vamos a darle un masaje a nuestro paciente en el tórax:
Elfuraje en pectorales intercostales y en la parte superior del tórax. Recuerden que en las mujeres evitaremos el área de las mamas.
Petrizaje y amasamiento en la clavícula, pectorales y en los hombros con la punta de los dedos.
Petrizaje en la región de las costillas, petrizaje en forma general, fricción en círculo, estimulo nervioso.

Vamos a dar ahora un buen masaje en el cuello:
Elfuraje detrás de las orejas, masajes en forma circular.
Masajes en todo el cuello, elfuraje general.
Elfuraje con la cabeza de medio lado y de lado contrario. Tomas la mandíbula de tu paciente con las puntas de tus dedos, primero de un lado y luego del otro, siempre por debajo de la mandíbula.
Petrizaje en cuello y hombros, percusión con las yemas de tus dedos y como final estimulo nervioso.
Siempre ve mirando como son los movimientos y preguntándole a tu paciente como se siente. Si algo llegara a dolerle haz más suaves los movimientos o para con el masaje. Es algo muy importante a tener en cuenta siempre.

Ya estuvimos por el cuello de nuestro paciente que tal si ahora seguimos por la cabeza y el cuero cabelludo:
Haz movimientos en círculo detrás de las orejas.
Con las yemas de tus dedos masajeas desde las mejillas a la punta de la nariz.
Dedos separados en la frente.
En círculos alrededor de los ojos y de las cejas también.
En la zona de los ojos y de la boca masajeas en forma de “o”.
Bajas alrededor de los oídos y terminas detrás de ellos.
Masajea los parpados y toda la región ocular con las yemas de los dedos.
Sobre los labios también haz masajes, se hacen en forma de “o” también.
Estimulo nervioso (roce de los dedos sobre la piel)
Percusión y presión (suave con la punta de los dedos)

En el cuero cabelludo haz fricción general, fricción con la palma de las manos.
Peina el cabello del paciente y sepáralo suavemente para hacer el  estimulo nervioso.

Continuemos con la región del abdomen:
Comienza del lado derecho de tu paciente. Comienza con movimientos circulares con la palma de la mano. Continúa debajo de las costillas hasta el pubis.
Amasamiento de borde hepático (debajo de las costillas derechas).
Borde esplénico (debajo de las costillas izquierdas).
Debajo del ombligo y del lado izquierdo, justo debajo de el.
Empieza con el movimiento de vibración debajo del ombligo y del lado derecho, haz presión, rotación y vibración hazlo como siguiendo las manecillas de un reloj dando varias vueltas hasta llegar al punto ciego.
Inicias del lado derecho debajo del ombligo y culminas del lado izquierdo.
Estimulo nervioso y percusión.

Haz masajes en la zona de de las piernas y los glúteos:
Masajea toda la pierna de tu paciente.
Calientas la pierna del pacienta haciendo movimientos con la mano en forma de “c”, tienes que agarrar todo el muslo y luego la pierna.
Masajea la parte superior del pie del paciente con la palma de ambas manos.
En los dedos rotación y vibración.

Continúa dando un buen masaje de pies a tu paciente:
La planta del pie se masajea en forma general.
Petrizaje en el tobillo y en la parte de atrás del pie.
Se flexiona la pierna y se masajea la parte anterior y luego la posterior.
Petrizaje de la extremidad.
Petrizaje en la rodilla.
Estimulo nervioso y percusión.
Copado palmar con la mano abierta.

Vamos terminando este masaje tan relajante con un buen masaje en la espalda del paciente:
Ambas manos se colocan en la espalda, los dedos se miran, se bajan hacia la zona de los glúteos y luego las manos se voltean, juntando los brazos del masajista y se sube nuevamente con los dedos masajeado las costillas del paciente.
Vuelves a bajar, repítelo tres veces.
Amasamiento en “c” tomando la piel del paciente lo mas amplio que se pueda. Elfuraje.
Se fricciona siguiendo las costillas y luego sigues la columna vertebral.
Con la punta de los dedos, pellizca y luego realiza el movimiento de vibración.
Masaje sobre trapecio con la yema de los dedos pulgares en círculos.
Amasamiento general. Percusión con los dedos y copado.
Estimulo nervioso.

Espero queridos lectores de mis blogs y sitios que esta nota les haya gustado, siempre trato de buscar material de calidad que les pueda interesar y ayudar en los diferentes avatares de la vida.
¡Buenos masajes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada